P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 6 de abril de 2018

Dedicado

Sin título...

empequeñecido
busca brazos que no están

empequeñecido
se agiganta ante mis ojos
y no oculta 
un mar silencioso
donde navego 
                            y me pierdo
donde floto 
                           y respiro
                                              en busca de su rescate


g.d./2015 - dedicado a Lucas Tomás, mi pequeño gran hijo, 
próximo a cumplir años. 
Por haber sido puente y refugio. 
Por ser, hoy, amparo en esta etapa de reflexión compartida. 

lunes, 2 de abril de 2018

Reflexión


En soledad no temo. No extraño. Recuerdo. Sueño. Imagino.

Soy y pienso. Edifico torres. Tal vez, luego, algo de mis creaciones dejen el territorio de lo ilusorio y pasen al mundo real. Al mundo de mis días, donde la rutina admite una ínfima dosis de imaginación y magia.






Silencio y soledad. Dos aliados muy sólidos a la hora de repensarse y no naufragar.

Nadar en silencio -y solo- puede ser el mejor salvavidas.

Gustavo D´Orazio - LAS TONINAS, BS. AS., ARGENTINA, 25-3-2018.

Muchas gracias...

Una década de contacto. De comunicación. Comentarios. Textos. Ilusiones. Imágenes. Propuestas. ideas. Seguidores fieles y lectores pasajeros... 

GRACIAS POR TOMAR EN CUENTA A ESTE BLOG. Uno más en el amplio océano de la web. Brindo por Uds., por cada post, por cada poema publicado y cada detalle que luce en la decena de entradas de gdorazio.blogspot.com.ar.

Cine


Spielberg. Filme para menores de 25 años. Realidad virtual. 
Un guión débil y un villano
poco convincente.
Hay homenajes varios. Creatividad y cierta simplificación. 
Es más potente (y profundo)
un capítulo de BLACK MIRROR.


Recatada pero no reprimida. En su morosidad, halla estilo y delicadeza.
Con otro vestuario, bien podría ser un romance del siglo XIX.
Está Ivory.
Bello modo de brindar aceptación y dejar ser.
Lección para muchos.

Homenaje



En el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas,

jueves, 29 de marzo de 2018

Mensaje

Semana Santa para pensar, reflexionar y 
construir puentes de solidaridad y amor.

Felices Pascuas, queridos seguidores y lectores.

Relato, melodrama e invención

El destino


Habla de noche


Ella habla sola. Murmura. Ríe, se mueve y sonríe.
Como padezco de insomnio, lo he advertido hace un tiempo, pero aún no se lo he dicho. Espero el momento oportuno. El día en que sepa como decírselo. Mientras tanto, cada noche, aguardo a su lado el hilo de voz que la delate.
A veces, acompaña sus dichos con movimientos bruscos; otras, suaves y ondulantes. Entre sueños, ha puteado, llorado y maldecido.
Hasta ayer, no ha hablado mal de mí. Es lo único que no podría perdonarle: que por las noches -en pleno sueño- siga obsesionada con mi persona.
Insomnio sumado a su decir mortificante sería demasiado. Demasiado para ambos.
La noche fue creada para descansar, para reponer energías.
Ella, habla de noche. Yo, casi no duermo, y no desearía escuchar de sus labios aquello que intuyo, conozco y anida en su mente. Esa que le indica a la voz qué decir, qué ocultar y reprimir, qué susurrar y confesar.
“No podría tolerar que, hasta dormida, pensaras mal de mí”, amenazaba Pedro López Lagar a una platinada Zully Moreno, perpleja por el tono cándido de su esposo. Pero aquello es cine.
López Lagar soportaba desplantes, respuestas hirientes, hasta que una madrugada, Zully -en un brillante camisón de tules-, decía lo que no debía, con ese ritmo lento y áspero, propio de una diva.
“Eres poca cosa, nada diría. Nunca te he querido”. Entonces, Lagar, de espaldas a la rubia cabellera de Zully, inyectaba sus ojos de odio y dejaba correr una lágrima, una sola gota, minúscula, que bañaba su mejilla de una verdad salada, punzante, insoportable.
Al día siguiente (en la escena siguiente), Zully despierta y halla sobre la cama deshecha una nota. La toma, la lee y la suelta. La cámara se aproxima y en letra manuscrita, apurada, se adivina una frase concluyente: “Hablas de noche”.
Entonces, me digo "Sí, si llegara a escucharle revelar su desamor, desde lo profundo del subconsciente, haría como López Lagar".

Gustavo D´Orazio


Nota de 2011: Esta vez, Patricia Morante, pensó en el destino como espacio, como tema de escritura. Un anclaje diferente (en mi caso), que rinde homenaje al cine argentino de la época de oro, siendo, a la vez, una ninificción donde el protagonista masculino del presente, avizora un destino temido y aguardado. La escena descripta, entre los actores, jamás existió: una ficción dentro de otra ficción. G.D.

Variaciones sobre "Eva"

“EVA” (I)



(...)

-¿Por qué la vida se ha ensañado así conmigo, Cholita?

-Pero es Zully Moreno…

-…si contara las veces que debía repetir una escena, mierda le daban este premio.

-Calmate, Eva.

-Yo también soy rubia, ahora; popular y…supe ser actriz.



-…pero abandonaste todo por Perón; por tus grasitas, los descamisados.

-Y no me arrepiento, Cholita.

-Entonces dejá a Zully en paz. Es sólo un premio como mejor actriz el que le darán…

-…pero a mí jamás me premió la industria cinematográfica, ni mis colegas. Además, la turra podrá lucir esos vestidos espectaculares…

-Vos tenés los tuyos.

-Sí, pero ahora se me caen. No tengo de donde sujetarlos: ni tetas, ni hombros. Soy un cadáver viviente; una actriz empecinada en actuar, como nadie, su último papel. 



Gustavo D´Orazio - 2012
En este blog puede leerse, también, el poema de mi autoría "Evocación".

Felices Pascuas

A todos los que aún visitan este blog...
Felices Pascuas, desde la Argentina.
Paz y amor para Uds. 

Misceláneas


En mayo ZONA DE POETAS vuelve a la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO, STAND de la Municipalidad 
de Tres de Febrero. Coordinará la lectura de los 
DIARIOS DE ALEJANDRA PIZARNIK. 
Belleza que lastima, belleza que exige. 
Será un jueves a las 18 horas.


Volver a Las Toninas




Playa. Relax. Lectura...

Vacío



Simbología de la ausencia.
Haría una instalación sólo con perchas.
Iniciaría yo. Y cada visitante agregaría las suyas.
Luego, la deconstrucción concretaría su devolución, sin importar qué perchas lleva.
La muerte es una... y la ausencia, también.
Una y todas.
QEPD.

viernes, 23 de marzo de 2018

Recuerdo

"No pienso en la miseria sino en la belleza que aún permanece”. Ana Frank
"No puedo yo quedar paralizado ante la destrucción o la pérdida, hoy".

Tras los bombardeos y la muerte, concluida la Segunda Guerra Mundial, mi abuela (una joven, entonces) y su familia barrieron veredas y calles y plantaron flores.

"Había que resucitar y esperar el milagro... Pero, ayudándonos y aguardando que la esperanza tuviera sentido", me relató serena.




Por eso las flores. Allí estaba el sentido. En las flores.

En la espera. En volver a ver vida y colores, algún día, en medio de la destrucción total.

Amelia, mi abuela, vivió en la Argentina más tiempo que en Italia. Los jazmines me recuerdan esta historia y su jardín de rosas, inexistente ya.
Gustavo D'Orazio - 2018

jueves, 22 de marzo de 2018

Cine

¿Un amor obsesivo? Vínculos enfermizos.
Impecable realización. Es puro cine.
Imágenes e historias que atrapan. Gran película.


EL HILO FANTASMA o INVISIBLE

Exquisita. Tóxica. Actuaciones convincentes.
Un gran director: T. Anderson.
Drama y romance no standard. Libro excelente. GD.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Día Mundial de la Poesía


De ayer a hoy. Poetas en acción.
Junto a Ana Oddo y Patricia Morante.
TRIALOGOS - La Casa de al lado, Haedo.

SALUD POETAS. SEGUIDORES. LECTORES, AMIGOS...

LEAN Y OBSEQUIEN POESIA, HOY Y SIEMPRE.

martes, 20 de marzo de 2018

Mi relato - ¿Ficción?

LA REBELION DE LAS ESPECIES


Ese día el cielo rojo no anunciaba precisamente un milagro. El rojo, símbolo de la pasión y el amor fogoso, llamó la atención de los hombres que temieron "el final", o supusieron algo mucho más benévolo: un signo inequívoco de la presencia de un Ser Superior, desparramando bendiciones o alertando sobre el mal (y sus consecuencias) a pecadores y pecadoras.
Sin embargo, nada de noticias sensacionalistas. Nada de Apocalipsis, visitas de OVNIS, presagios o reacciones "maravillosas" de la naturaleza.
Era simplemente un grito. Un llamado de la Tierra, que el hombre común no había sabido interpretar, mientras que el poderoso -tal vez- no quiso oír.
Sólo un minúsculo grupo de hombres y mujeres comprendió el mensaje y, pese al tilde de "locos", siguió los mandamientos biológicos, sin alterarlos, protegiéndolos, aunque con escasos resultados.


 Novela



Estrenada en NETFLIX

Ese día. El cielo rojo no fue la octava maravilla del mundo. Fue el inicio de una rebelión que las especies protagonizaron cansadas de tanto atropello."La biodiversidad de las especies está en peligro", rezaba un titular de la época.
El hombre, apresurado por ser, estar y vivir en el universo, olvidó (despreció) su ser, su estar -hábitat- y la vida misma.
Cuando eso llegó al límite, las propias especies -menos la más evolucionada: la humana-, dijeron "basta".
Y así fue que el cielo se tiñó de rojo y el hombre no supo qué hacer.
Dejó pasar el día y la noche, aguardando una explicación de los científicos, pero ésta no llegó.
Los medios masivos de comunicación, organizando la primicia, pernoctaron afónicos para ver las estrellas, mas éstas no volvieron a salir.
Nadie (excepto algunos "locos" naturalistas y respetuosos del medio ambiente) intuyó que lo sucedido se vinculaba con la Tierra y sus habitantes más despreciados.
Despreciados por el propio hombre que, en la escala zoológica, era el más dotado pero no el mejor. Maltrató a sus semejantes, a sus hermanos menores: los otros animales y hasta los vegetales.
La rebelión de las especies había comenzado.
Sus signos: el cielo rojo y la desaparición de los animales domésticos. Pocos repararon en el alerta. Pocos notaron las ausencias. Pero así fue como aconteció la peor de las crisis planetarias: cuando las especies dijeron "basta".
El hombre, antes, las había utilizado a su antojo. Experimentado con ellas, concibiendo mutaciones y revolviendo en sus genes; provocando al átomo y uniendo elementos jamás vinculados por la ética natural. Así fue que dijeron "basta".
La caza, el abuso en el consumo y la depredación de forestas convocaron a plantas y flores, insectos y mamíferos, peces y musgos, árboles y arbustos.
Ante el atentado más espantoso de la historia de la humanidad, ellos se manifestaron en defensa de la Vida.
Durant
e siglos vieron cómo sus primas hermanas desaparecían, o evolucionaban erróneamente al no contar con el medio ambiente adecuado.

El hombre hizo el resto en nombre del progreso, la modernidad y el desarrollo. Y aquel día nadie faltó.
Las arañas, los mosquitos, hasta las serpientes más venenosas comprendieron el grito del planeta, el llamado de sus entrañas.
Los manzanos y los abetos, el maíz y el girasol, los asnos y los toros, las jirafas y los leones, los gatos y los mandriles.
Los plátanos y las vides, el arroz y el lino. Todos, integrados como los había concebido el orden natural, dijeron "basta" y promovieron la rebelión de las especies.
El hombre, conectado al receptor de TV, a los noticieros de las emisoras de radio y desde su Pc al mundo, permaneció encerrado en su living sin observar qué ocurría fuera.
Al caer la noche del primer día, la rebelión era un éxito y el caos también.
Las plantas eliminaron sus frutos y hojas, quedando desnudas como esqueletos.
Las flores, neutralizaron sus aromas, convirtiéndose en réplicas artificiales de lo que habían sido.
Los animales cavaron fosas o se refugiaron en los bosques, las altas montañas y las profundidades de mares y cielos.
Desalojados de la Tierra, gritaron "basta". Hartos de la naturaleza humana y la predación sin límites ni respeto, borraron su existencia de la faz del planeta, en signo de protesta.
Fue el inicio del fin. Un fin que el hombre no previó, creyendo "no inteligentes" a las demás especies, que eran analfabetas y no manipulaban tecnología.
Sin embargo, cuando sus hermanos empezaron a desaparecer, la capa de ozono a disminuir y dañar los cuerpos; la polución a contaminar pulmones, bránqueas y poros; cuando la fotosíntesis se transformó en una misión imposible; cuando los maizales dieron mazorcas defectuosas y las boas perdieron su fuerza, comprendieron que la extinción sería inevitable.
Sólo el hombre no comprendió a tiempo esos signos, y así fue que "la rebelión de las especies" no llegó a contar con una página en el Atlas que hoy indago en la pantalla de mi procesador esférico, pues no hubo humano que pudiera registrarlo. Sí un perro, un buey y una margarita que testimoniaron aquella rebelión natural de principios del siglo XXI. 

Por Gustavo D´Orazio

ECOLOGIA/FICCION - RELATO RECOMENDADO POR LA UNESCO,
EN EL BIENIO 1991/2.