P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

martes, 12 de octubre de 2010

Poesía


Vagón oscuro


Ríe.
Ríe y ríen.

Envuelto en una campera roja,
su boca sin dientes ríe.

Junto a dos amigos
-compañeros de fajina-,
huele a tabaco y vino.

Sentados en el vagón oscuro,
los tres ríen.

Ríe y ríen.

A los pies,
pala y fratacho los acompañan:
blancuzcos, limpios,
apenas recubiertos por unas hojas de diario.

Ellos ríen,
sin parar.

GUSTAVO D´ORAZIO

5 comentarios:

Anama dijo...

Conciso, efectivo, bello.
Gracias, amigo.
Un abrazo para celebrar la poesía.

María Socorro Luis dijo...

Hola Gus.
Me ha gustado este poema tuyo, tan de la vida misma, tan sencillo, pero que cala con una ternura casi dolorosa... Gente sencilla, que ríe y ríe, tal vez muy feliz con ese poquito que le ha dado la vida...
No sé, me ha emocionado y me ha traído a la memoria dos palabras que no escuchaba hacxe siglos. fajina y fratacho...

Uno de mis hijos de chico chico, y allá en Castelar, le gustaba jugar con un fatrachito (decía él) ... Por cierto, se llama Gustavo y tendrá más o menos tu edad, o la que representas. Y no es broma, pero en los ojos, os pareceis un montón.

Perdona , aquí decimos a ésto dar la chapa.

UN abrazo . Ya estás bien?... Cuídate.

Juan Carlos Ortega dijo...

Tuve que coger el diccionario, para averiguar lo que eran fajina y fratacho. Ahora ya sé lo que significan.
Suenan bien las dos palabras.

Tu poema me recuerda a los poemas sencillos pero intensos, de temas cotidianos de Williams Carlos Williams.

Me gustó.

Un abrazo y una sonrisa.

Daniel Buitrago dijo...

También me alegra reencontrarte con poesía. Vuelvo con las pilas recargadas y con ganas de dejarme sorprender a diario con estas pequeñas cosas. Precioso el poema, Gustavo.
Un abrazo fuerte.

MAR SOLANA dijo...

Precioso contraste, Gustavo.

La risa puede llegar a iluminar lo más oscuro y triste de la condición humana.

¡Un beso, poeta!