P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

martes, 15 de noviembre de 2011

Acerca de Sor Juana I. de la Cruz


CIUDAD DE MEXICO (EFE).- La Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ) festejó ayer (13-11) el cumpleaños de la poeta novohispana Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695) con la inauguración de una celda que recrea pasajes de su vida y su obra con proyecciones multimedia.

"Queremos que los mexicanos vengan a conocer este espacio dedicado a Sor Juana y que conozcan más de ella, de sus ideas en defensa de la libertad, del conocimiento y de la mujer", indicó Carmen López-Portillo Romano, rectora de la universidad.

La celda, en el convento de San Jerónimo, donde permaneció la monja los últimos 26 años de su vida, fue inaugurada por la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Consuelo Sáizar.

Sor Juana Inés de la Cruz, uno de los personajes más emblemáticos de México, alcanzó gran fama en los círculos aristocráticos y en la jerarquía religiosa novohispana, de España y Portugal por su conocimiento enciclopédico y autodidacta, y por la brillantez de sus escritos y poesías. Fue calificada como la "Décima Musa"..




Hace unos meses, con todo respeto, le presté mi humilde y frágil pluma a la voz de Juana. Es un poema que he presentado, varias veces, en el convite literario que dimos en llamar TRIALOGOS.


Como la trama sobre la vida y obra de Sor Juana se sigue construyendo en un continuo, sin descanso, vuelvo a aquel poema, a ese descargo imaginado. G.D.




Mi descargo
Sor Juana Inés de la Cruz


Nada me es extraño.

Habéis hurgado
hasta debajo de mi cofia,
una y otra vez.

He sido “la peor de todas”;
investigada,
emplazada,
atomizada.

Ahora,
cuando mis huesos
son polvo infinito,
eterno,
proseguís indagando
en lo que fui.

Que tuve un romance.
Que fui soberbia.
Cínica.
Escurridiza.

Que cobijé a mis libros
cuales si fueran pobres.
Que no obedecí.

Que insistí en liberar a la mujer
de la ignorancia esclava.
Que humillé con mi mirada
y poesía.

Hasta cuándo seguiréis
ensayando letras y condenas.

Os cuento
(para vuestro entender)
que Él me ha perdonado.

Basta de ignominias
y falacias.

Yo,
únicamente arrodillada
ante el Altísimo,
Juana Inés.


Creación de G. D´Orazio/2011

4 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Yo,
únicamente arrodillada
ante el Altísimo....

Así, ella, su espíritu rebelde.

Abrazo, Gus.

MAR SOLANA dijo...

Se me ha puesto la carne de gallina, Gus; verdaderamente habla Sor Juana a través de los colores de tu pluma.

Precioso.

Un beso enorme, poeta.

Tolhuin dijo...

Gracias, Gustavo, por este bello poema en homenaje a Sor Juana y, en ella, a otras mujeres, quizás anónimas, a las que se les ha cerrado la boca, criticado y humillado.
Tengo el enorme placer no sólo de leer este poema sino de escuchártelo, en nuestros recitales, junto a Ana.
Un abrazo.

Juan Carlos Ortega dijo...

"Únicamente arrodillada ante el Altísimo". Genial.

No te arrodilles nunca Inés, sólo ante el Altísimo.

Pero sobre, todo no te arrodilles ante ningún hombre.

Un abrazo, amigo Gustavo.