P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

lunes, 6 de julio de 2015

A mamá

(Gracias por los llamados, mails y mensajes. Gracias por comprender y acompañar desde el amor. Gracias por las oraciones y el respeto recibo) GD y familia. 

Bella y con aros

Con mamá hacíamos picnics fuera de casa (“Mar del Plata”, le decíamos). Comíamos sándwiches de miga -cuando eran un lujo-, nos comprábamos helados y ropa; libros y revistas; íbamos al cine y a Misa. Me llevaba a Catecismo y al peluquero; a vacunar y a comer pizza o panchos (no existían aún Burger ni Mac Donald´s).


Con mamá mirábamos televisión. Cine argentino, Batman, La Luna de Canela, Spiderman, Buenas Tardes Mucho Gusto, telenovelas y Lassi, hasta que llegaba papá y veía Bonanza (o El Gran Chaparral) y hablaba -siempre discutía- sobre el dinero (“la maldita plata”) y cómo evitar gastos.


Ella, mamá, me ayudaba con la tarea escolar (como podía) y me permitía ser Yo. Soñar, leer, disfrazarme, elegir. Ese fue el mejor regalo que ella me hizo.
Por eso, ahora que trepa al umbral de los 70 años, yo la dejo ser como ella quiere. 
Un poco chusma, llena de flores y ropa de colores; aros y…

Rodeada de santos y velas, adicta a flojos novelones mejicanos y a un árbol de Navidad que perpetúa en el tiempo, dejándolo armado hasta mitad de año, con impropias figuras de plástico, mariposas y hasta algún Playmóvil que acopla al Pesebre exótico, donde los Pastores y los Reyes Magos conviven con figuritas de pasta y hasta una tortuguita.

Besos mami. Perdón por decirte: “cambiate, no cuentes, no grites”. Ahora, son mis hijos quienes me dicen: “no salgas, vestite de otro modo, no hables”.


Lolita Torres, Lola Flores, Sofía Loren, Gina Lollobrigida, Niní Marshall, Mirtha, Zully, Carlos Cores, Jorge Salcedo, siguen formando parte de su imaginario. Cada vez que éstos son nombrados, no puedo más que recordar su devoción hacia ellos.


Como por el Himno Nacional Argentino. Porque aunque italiana, mamá aprendió y cantó, en cada acto escolar, ese canción con respeto y emoción.


La misma que nos transmitió para abrazar nuestra Patria, la familia, la vida y descubrir su bella Italia, a través de costumbres y paisajes que han cambiado, pero que ella atesora en su mente como cuando -con 13 años- debió alejarse del campo, la nieve profunda y el mar.


ESCRITO Y PUBLICADO EN 2009/10.

Nota: mamá falleció el jueves 2 de julio, a las 19:20 horas. En cinco meses, he perdido a mi abuela, a mi madre y a mi compañera de 20 años, la madre de mis dos hijos. Seguramente, tardaré mucho más tiempo en reponerme. Tres mujeres, tres partidas, tres legados, tres amores distintos...

5 comentarios:

Miguel Mroue dijo...

Y sí amigo para ellas siempre somos chicos.¡Gracias a Dios!

Anama dijo...

Hermosa semblanza, profundo homenaje. Todo lo que te dejaron será tu plataforma para afianzar tu paso y empezar a caminar a un nuevo ritmo, abriendo un nuevo camino, para encontrarte con otros aspectos de vos mismo donde, sin duda, germinarán las semillas que sembraron en vos. Te abrazo, querido amigo.

Tolhuin dijo...

Abrazo grande, corazón.

Juan Carlos Ortega dijo...

El texto me enterneció.
El colofón final me dejó helado. Lo siento mucho. Un largo abrazo, amigo Gustavo.

María Socorro Luis dijo...


Gus, todo mi calor y mi abrazodetenido y tres recuerdos amables para tus tres amores distintos, pero entrañables.

Están contigo, escúchalas.