P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

martes, 24 de agosto de 2010

Sofía crece y crece...

P á j a r o s d e t i z a

En el pizarrón
un dibujo alucinado
y alucinante.
Una familia de pájaros
con cuatro patas cada uno.

No son de Dalí
ni de Chagall.
Son obra de mi hija
que, por su amor a los perros,
ve a todos los otros animales
como formidables cuadrúpedos.

Tras mi corrección
¿necesaria?,
esos animales fabulosos,
inexistentes,
dejaron de ser lo que eran
convirtiéndose
en pájaros
comunes y vulgares.

Parados sobre sus dos patas,
confirmaron vigorosos,
que Sofía había dejado de volar:
de ser una pequeña niña
para transformarse
en una inteligente ornitóloga
de siete años.

G.D. 2005.

3 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

¿Pájaros?, ¿perros?, ¿cuadrúpedos? :)

¡Qué más dá! ¿verdad, Sofía?

Lo importante es como tú los percibes en tu mundo de pompas de jabón, palomitas y tizas de colores :)

Gustavo, me gustaría ver esos dibus que ha hecho tu hija, seguro que son adorables.

Por cierto, ¿sabes que Sofia es el nombre de mi mejor amiga y uno de los nombres que mas me gustan?

Te envío un link para que veas su origen:

http://www.misabueso.com/nombres/nombre_sofia.html

aunque supongo que ya lo sabrás.

Muchos besos de dibus de colores ;)

María Socorro Luis dijo...

Un poema delicioso, Gus. Mágico mundo de los niños...

Un abrazo para Sofía.

Lola dijo...

Bonita entrada, Pajarosdetiza, me ha hecho sonreír el toque de humor final
"...de ser una pequeña niña
para transformarse
en una inteligente ornitóloga
de siete años"
lo que hace que te imagine un poco menos serio de como lo hacía.
En cuanto a si era necesaria la corrección, yo diría que no, los años cumplidos y las experiencias hacen que veamos las cosas tal como son, en muchos casos, muy a nuestro pesar. Aunque también comprendo ese afán de padre por ayudar a tu hija a descubrir el mundo, a no cometer errores, a verlo tal como es....mira que si truncaste lo que iba a ser la reencarnación femenina de Dalí.
Un saludo. Gracias por estar y por tus comentarios. Lola.