P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Las cosas...

Objetos

No sabrán de mi ausencia,
ni extrañarán mis manos.
Ellos me sobrevivirán.
Otros quizá,
le otorguen un espacio
y hasta una tímida caricia.

Mis libros,
esa bufanda negra
y el lapicero de alpaca,
¿se sabrán útiles,
queridos y protegidos?.

Cuando no esté,
y el polvo se haya apoderado de mí,
tal vez, ellos
comprueben el olvido,
o el amor.

Dependerán de otros corazones,
de otras miradas,
sin notar mi ausencia.


Gustavo D´Orazio

Primer Premio en el Certamen Literario organizado por el Sindicato Luz y Fuerza de la República Argentina y la Secretaría de Cultura de la Nación, 2001.

3 comentarios:

Juan Carlos Ortega dijo...

¡Qué hermoso!
No me extraña nada que haya ganado un certamen literario.

Los objetos conservan parte del alma de su antiguo dueño. Al menos, algunos, los que nos fueron más queridos.
Otras personas nos notarán en ellos, cuando no estemos.

Enhorabuena.
Un poema emocionante.

Una abrazo y una sonrisa.

María Socorro Luis dijo...

... tal vez ellos comprueben el olvido o el amor...

Tal vez. Porqué no puede ser posible?...

Un abrazo, Gus.

Lola dijo...

!Precioso! y como siempre, tanto en la forma como en lo que expresas.

Supongo que los objetos que amamos no nos han de extrañar, pero sin duda a través de ellos podremos permanecer en los corazones de las personas para quienes fuimos y fueron importantes en nuestra vida.
Besos. Lola.