P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Poesía Urbana


T O R M E N T A


Ruedan

Papeles
Bolsas
y hojas

Un torbellino
de marcas
de polvo
obnubila al transeúnte
confundido
en el ir y venir
de partes
al viento

Latas
envases
y residuos
ruedan
por la acera
movilizados
tras la furia urbana

La lluvia en ciernes
agita pasos
lo inútil
y desechado

Cajas
plásticos
y objetos perdidos
ruedan
sin sentido
ni rumbo

Acosan al ciudadano
que no ve poesía en ello
ni música
ni belleza

El polvo firme
lo impide
Sus ojos
cansados
también

Melancólica
la ciudad
se prepara
para la tormenta

Revoluciona
mientras
es revolucionada

Papeles
bolsas
y hojas
ruedan
sobre el empedrado
el banco de plaza
y la estación de subtes

Un torbellino
agobiante
que cesará
después del aguacero

¿El polvo
oscuro
permitirá
disfrutar
de la belleza
efímera
de esta tormenta
de verano?

GUSTAVO D´ORAZIO

5 comentarios:

Anama dijo...

Gustavo, me encanta esa poética tan tuya de las cosas simples, que siempre busca el otro lado, lo profundo, para cuestionarlo y cuestionarse. Gracias, amigo, por regalarnos tu voz.

María Socorro Luis dijo...

Me gustan las tormentas. Lástima que esas bolsas, hojas y papeles, le resten belleza...

Poesía escondida en lo real y cotidiano.

Un abrazo Gus.

Lola dijo...

Me has hecho recordar las tormentas de cuando era niña. Entonces todavía no estaban las calles de mi barrio asfaltadas y cuando llovía mucho el agua arrastraba la tierra y lo que pillara a su paso, dejando un surco en el centro que, en el momento nos dejaban salir de casa, con las botas para el agua (les llamábamos botas catiuscas, no sé porqué) recorríamos los amigos buscando los objetos metálicos que habían quedado al descubierto. Era un ritual que repetíamos sin necesidad de quedar previamente...que nos hacía felices.
Saludos después de la tormenta....pero con asfalto en las calles. Lola.

MAR SOLANA dijo...

Gustavo:

Me he sentido en medio de la "Gran Vía" cuando se está gestando una tormenta de verano...

Un poema precioso y cargado de imágenes...

¡Eres un artista!

Normalmente, la mayoría de la gente sólo ve el polvo oscuro y gris, el torbellino de basura y el viento intenso que nos azota, previo al temporal...

¡No las sensaciones de paz y pureza que se quedan pegadas a la tierra después de la descarga!

Un beso, amigo.

Luu. dijo...

Me encantan tus poemas, son taan .. n osé .. me hacen sentri rara. Me gustan, me hacen preguntarme y son realmente muy bellos.