P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Mini/relato

N a v i d a d

Faltaban pocos días para que la Navidad llegase. Ambos, en el balcón, pidieron sus deseos como lo venían haciendo desde cuando eran niños. Juntos, los dos hermanos.
Esta vez, un llanto contenido mantuvo las miradas fijas en el cielo. Luego, se estrecharon en un largo abrazo. Ella, le preguntó -como siempre- cuál había sido su pedido más urgente. El, le mencionó que antes de morir deseaba volver a estar con una mujer. “No estoy en condiciones de exigir”, dijo.
Su hermana, lo miró a los ojos y volvieron a abrazarse. El calendario no respeta enfermedades. Las fechas no existen, si el futuro es escaso. Se agotan. Se acaban.
La despedida del año consistió en una fiesta juvenil.
Allí apareció Julia. Bailaron, se amaron.

G.D.

8 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

Mini relato con maxi mensaje, Gustavo.

Me quedé con ganas de más... ¿qué paso con Julia... él murió féliz?

Te deseo mucha felicidad para tí y para los tuyos, Gustavo, recién te acabo de conocer y ya te siento como alguien muy cercano...

Muchas veces me pregunto cómo será celebrar la Navidad en verano; al menos tenéis calidez también en el clima...

Te envío mis mejores deseos y un abrazo enorme, querido Gustavo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches amigo Gustabvo, corto relato pero intenso. Gracias.
Ya quedan pocos días para la Navidad y con tantos seguidores no llegaré ni el año próximo, más ya llegué a ti
Te deseo una Santa Navidad para ti y los tuyos.
Recibe un beso de ternura
Sor.Cecilia

Daniel Buitrago dijo...

Muy bonito, Gustavo. Todo un ejemplo de concisión e intensidad.

Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Ortega dijo...

A veces la vida escucha los ruegos. Aunque la predisposici´´on ayuda mucho.

Muy buen relato.

Una sonrisa.

María Socorro Luis dijo...

Intenso y conciso. Creíble.
Unas horas de felicidad, pueden compensar toda una vida.

Toda la felicidad del mundo, para ti y para tus personas, querido amigo.

Con amor y abrazos.

Luu. dijo...

Hermoso. Triste. Pero muy fuerte.

La típica frase que dice que hay que vivir la vida al máximo, que hay que vivir cada instante como fuera el último, ya es bastante trillada, pero es muy cierta.

Noor dijo...

Emotivo...triste...

Noor dijo...

Emotivo... triste