P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 1 de abril de 2011

Lo nuevo

palabras


hablo
hablo
y hablo

sin freno
a veces
la palabra
me agota
me desaparece

ya nadie me oye
nadie
me escucha

yo hablo
digo
y me confirmo
respondo a mí
a mis urgencias
de ser escuchado
cuando el otro
solo quiere retirarse
y anular mi discurso
mi verba

y al partir
dispararse
hacia la no palabra
la no abundancia
de conceptos
e ideas
yo también me fatigo
y exploto de palabras

me hierven
el corazón
la lengua
el rostro

yo el defensor
de las palabras
el cruzado del decir
se llama entonces
a sosiego
y calla
calla
y calla

calla
y calla

Gustavo D´Orazio

2 comentarios:

Juan Carlos Ortega dijo...

Me ha gustado mucho este poema.
Me siento identificado, tanto en el contenido, como en el estilo.

¿Qué tal te va la vida? ¿Bien?

Un abrazo y una sonrisa, amigo Gustavo.

Lola dijo...

Sabes Gustavo, quienes como yo, no utilizamos las palabras como medio de trabajo, necesitamos igualmente ser escuchados, y aunque yo no soy muy habladora (¿o si?), cuando creo tener la razón en algo, dicen que no dejo hablar a nadie.
Sin embargo, hay veces en que por mi estado de ánimo, por la aptitud del interlocutor....si tengo la sensación de que no sirve de nada contar mi punto de vista, mi verdad, me guardo las palabras, me quedo mudita, rumiando que no merece la pena explicar nada, como si ese pensamiento fuera algo definitivo... por suerte, no tarda mucho en llegar otra ocasión, y yo en aprovecharla para no dejar hablar a nadie o, como dice mi hija, para embalarme hablando.
Saludos. Feliz semana.