P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

lunes, 6 de junio de 2011

Viejos Papeles, Viejos Escritos

OLVIDO

Al caer la tarde
y sentir mis huesos
-el calzado inmundo de la pobreza-,
huelo a podredumbre ajena.

Sin embargo,
es mía y de nadie más.

Los otros,
padecen su propio vaho.

La tibia mañana del desconsuelo,
me recuerda que un día fui feliz,
querido, amado,
persona...y calzaba un par de zapatos nuevos.

¿Dónde los habré dejado?.
¿En qué se habrán convertido...?.

Hoy olerán como yo:
a inmunda sociedad vacía,
hermana del olvido y la miseria.


Gustavo D´Orazio - 1989/90

3 comentarios:

Luu. dijo...

Con el tiempo un ose vuelve más sabio y aprende nuevas cosas que enriquecen l oque se escribe por ejemplo. Pero lo tuyo es increible, desde hace varios años, escribiedno com oun grande, cosas que de verdad son ARTE, si antes eras asi de genio, imaginate lo que el tiempo ya hizo con vos. Cosa rara decir esto, ya que al crecer uno va contra el tiempo, no es algo de l oque se guste hablar, la gente sabe que es limitado, y se apresura, hace lo posible para que el tiempo no se note en ellos. Cremas, liftings, etc. Yo creo que el tiempo tiene su gran lado bueno, que es que el tiempo vivido, el que no nos saca nadie, nos enriquece profundamente, nos llena de experiencias que luego se plasman en nuestra forma de pensar de actuar, de hablar.
Un placer conocerte desde ahora Gustavo, pero me ubiera encantado también conocer a tu "YO" de hace 20 años .. no creo que sea el mismo . .o no? Un gusto como siempre.

Juan Carlos Ortega dijo...

Qué carga de amargura...

Tanta, que impresiona.

Diego Herrero dijo...

Qué maravilla!
Debo reconocer que hace días que no entraba a su blog para recorrer tanta inundación de arte. Es una maravilla su pluma profe y sobre todo una satisfacción para quién tuvo la oportunidad de conocerlo.
Una abrazo grande y que siga el arte que alguien del otro lado de la pantalla lee con mucho placer.


Diego Herrero