P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 22 de febrero de 2013

Un aniversario que exige Justicia

Hace un año, 51 personas perdieron su vida en un accidente (?) ferroviario. El tren Sarmiento, en Bs. As., chocó en la estación Once contra la paredón de freno, confirmando el pésimo estado del material rodante, la  falta de control y renovación del servicio. Sin inversión, el deterioro de los vagones se tornó habitual. Demoras, cancelaciones, accidentes, muertes...hasta que, como muchas veces se pensó (previó ?), llegó el temible día. 
Con 51 víctimas fatales y heridos, Gobierno y Concesionario debieron hacerse cargo de la tragedia; la Justicia intervenir y... decenas de familias llorar pérdidas anunciadas, en el desborde del pasaje diario, en la suciedad de cada estación, en las múltiples roturas de equipos que, visiblemente, no debían circular...
Triste aniversario. Un juicio oral próximo. Usuarios indignados y reclamos que no aceptan más dilaciones. Hay responsables y deben hacerse cargo de las omisiones y tremendos descuidos. Mientras, los pasajeros de esa línea (como de otras) padecen, permanentemente, una infinidad de problemas, inseguridades e incomodidades para ir a sus trabajos, volver a sus casas o efectuar trámites...no sabiendo qué les pasará y estando en riesgo sus vidas...

SE PIDE JUSTICIA E INVERSION. MEJORAS INMEDIATAS Y A MEDIANO PLAZO. SUPERVISION Y AJUSTES TECNICOS. INFORMACION ADECUADA AL USUARIO. NO SE PUEDE NI DEBE CONTINUAR VIAJANDO ASI. 

G.D. - pasajero permanente del tren Sarmiento.

1 comentario:

Albert Piodos dijo...

El sentido recuerdo que otorgas a las víctimas en tu escrito sirve para neutralizar el silencio impuesto por los que deberían dar explicaciones y depurar responsabilidades.
Te honra acordarte de los que ya por desgracia no pueden defenderse. Me uno a la causa.
Un abrazo.