P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

sábado, 23 de julio de 2011

Adiós Potter...



Ultimo filme...


(¿fin de la historia?)


La historia novelada-filmada del Mago Potter llegó a su fin. Primero, para quienes siguieron sus peripecias desde los libros; finalmente, para los que lo contemplaron y vieron crecer a través del cine. Llevé a mi hijo a ver la primera peli, después de leer el libro, un verano, en vacaciones. Lucas, ingresó a la sala, de mi mano, con 8 años…Ayer, nos sentamos con los anteojos de 3D, después de 10 años de aquel estreno. El no era ya un niño, aunque yo seguía siendo su padre, cómplice de aventuras cinematográficas y escapadas a la tienda de historietas.


El filme nos dejó satisfechos: emocionó, mostró magia, buenos efectos, ternura y... Entretuvo con recursos nobles, retomando ideas, personajes y situaciones de toda la saga. Fue una despedida que quedará en la historia del cine y en la de cada espectador que siguió las vidas de los tres niños-adolescentes, dedicados a los hechizos y las pociones: Harry, Ron y Hermione.


En el final-final (¿será así?) no faltaron escenas que emocionaron, explicaron y asombraron. El 3D, me pareció bien utilizado, pues no exageró la estética ni se ubicó por delante de la narrativa o las acciones lógicas del argumento. La marca registrada de Potter, seguirá. Aparecerán novedades, seguramente. Yo me quedó con la hermosa historia de esperar y asistir a los estrenos de Harry, con mis hijos: principalmente, Lucas, que adoró la magia de pequeño, se compró una caja de trucos y hasta lució una capa -roja y negra- cuando hacía sus números ante familiares y amigos.


El cine, la literatura, una salida familiar, un comentario sobre lo visto, ayudan a mitigar otros dilemas de la existencia. Fue hermoso estar bien acompañado para decirle adiós a Potter; adiós a la infancia que ya se ha escapado de mis chicos, quedando en el corazón, en la retina de mis ojos, un poco cansados pero aún despiertos y curiosos.


G.D.

3 comentarios:

Daniel Buitrago dijo...

¡Qué bueno, Gustavo! Parece que a tantos miles de kms todos nos dedicamos a lo mismo. Hace unos minutos también he puesto un post sobre el último Potter. También me ha gustado mucho, a pesar de alguna 'peguilla'.
Una pena el final de tantas cosas: la saga, la infancia de tus hijos. Por suerte, serán buenos momentos para recordar.
Un abrazo fuerte desde este verano de Madrid.

María Socorro Luis dijo...

Es maravilloso ser cómplice en cada una de las etapas de nuestros hijos. Compartir películas, elección de lecturas y hasta ideales y sueños. Ser ejemplo en sus vidas y también aprender de ellos.

Besos para todos.

Jose Antonio Bejarano dijo...

Ni un solo libro, ni una película, nada, nada en absoluto de Harry Potter. No es que le tenga manía ni que haya proferido alguna promesa de abstinencia absoluta de este mago que ha arrasado nuestro mundo, del uno al otro confín. Nada de eso, simplemente que no ha coincidido esta saga literario-cinematográfica con la infancia o preadolescencia de mis hijos, y mis nietos están aún con Bobesponja.

Coincidí con mis hijos y las colas interminables (aún apenas existían los multicines) con la peli número 1, fin y principio de otra forma de hacer y de ver cine. Después de aquella peli, para mí y mis hijos acabó el cine de verdad... al menos aquel tipo de cine...
E s... Miii caaasa...
T ... iempos...