P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

martes, 6 de diciembre de 2011

En el balcón...

I) Pequeña fauna

Se resiste a morir. Ella es tan pequeña que no logro aplastarla; se cobija entre los surcos de mis huellas digitales.
Hace horas que esta hormiga gira y gira a mi alrededor; cuando acerco la mano se paraliza; cuando creo haberla liquidado la veo incrustada en mi dedo, agónica, pero aún con vida. Finalmente, la dejo caminar y busca resguardo debajo de la menta, justo debajo de la aromática recién comprada.


II) Macetas

Mi hija me lo preguntó varias veces. Por qué las plantas están todas juntas, amontonadas y no repartidas, si el balcón es enorme. Es que así se sienten menos solas, no ves lo bien que lucen; se hacen compañía y dialogan…
Estás loco, papi. No, me siento solo, igual que ellas. Al reunirlas, mejoraron su color, su presencia…
Por eso, hoy, me junto con mis amigos.

III) Verde

Frente al ventanal del departamento, tres árboles me hacen compañía. Si cada ser vivo fue creado por Dios -u ofrendado por la Naturaleza- para que cumpla una misión, esos tilos enormes no me descuidan y alegran mi visual. No me piden algo a cambio, sólo me dan. Generosos, verdes, me desintoxican.


GUSTAVO D´ORAZIO/2011 - Microficción

5 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Hermosos tus tres pequeños textos. La supervivencia, la sensibilidad, la naturaleza...

Abrazo hasta ase Castelar añorado.

Tolhuin dijo...

¡Muy lindo! Tres microficciones profundas que hacen compañía y desintoxican.

Daniel Buitrago dijo...

Me gusta esa pugna por la vida en un encuentro tan desigual. También la lógica de la niña, y la respuesta emocionante de su padre. Sí, los árboles nos dan la vida. La naturaleza es tan generosa...
Felicidades, Gustavo.

Juan Carlos Ortega dijo...

Me gustaron, sobre todo el segundo. Pero los tres son vitales, y al mismo tiempo, un poco melancólicos.

Me gusta la combinación.

Una sonrisa.

Anama dijo...

Me parecen tres delicadezas para regalar a los amigos: confiesan, evocan, desean, reconocen, agradecen.
Hermosos. ¡Gracias!