P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 29 de junio de 2012

Hasta la Vuelta


BELLA PERSONA  - Juan Alberto BADIA, fallecido hoy, fue una bella persona. Un gran profesional de los medios de comunicación, particularmente de la radio. Recuerdo, de todas maneras, Badía y Cía., los sábados, por Canal 13. Ese programa me acompañó en mi etapa de formación periodística, en los ´80. Buena voz, respeto y responsabilidad; simpatía, generosidad, exigencia, conocimientos y ética…

Un fuerte abrazo, Beto. De él y su creatividad muchos deberían aprender. 


LOS RIESGOS DE INFORMAR MAL - Sobre su estado de salud y fallecimiento, hubo, como es habitual, ya, miles de conjeturas y flashes mediáticos. Frases y despedidas anticipadas al desenlace; otras voces, llenas de amor y reconocimientos apropiados, colmaron -de madrugada- la televisión, internet y la radio. Las redes sociales, luchaban por primiciar; los más cautos buscaron confirmar, chequear…

Al hablar sobre su realidad, la enfermedad que padecía (cáncer) y la neumonía que lo venció, hubo periodistas, conductores y aportantes de todo tipo: cálidos, austeros, serios y, unos pocos, exitistas…


UN EXITISMO INNECESARIO - Irradiados en la madrugada, mensajes salvíficos, alentadores, pseudocientíficos, religiosos y paganos, parlotean y acompañan a solos y solas, desvelados o insomnes, haciendo una radio peligrosa. Sostienen -en pleno siglo XXI- consejos que engañan y pueden dañar. Uno se pregunta cómo se comercializan esos espacios, quiénes son los responsables de las elecciones de poner al aire programas que proponen falsas ilusiones o soluciones mágicas, peligrosas en definitiva…?

Precisamente, a las 4:40 de hoy, cuando se sabía ya del fallecimiento de Juan A. Badía (querido locutor), un especialista en hierbas sanadoras ofrecía una a distribuidores y vendedores, como a quienes pudieran requerirla, testimoniando que “es la que toma Juan A. Badía”…

A continuación, el Rotativo de Radio Rivadavia, un informativo tradicional, de una emisora de primera línea, daba a conocer el deceso de Badía…

Huelgan los comentarios. Con la salud, no se juega. Existen propiedades benéficas en medicinas alternativas y en prácticas complementarias…pero publicitarlas como resolutivas de graves y complejos trastornos es muy peligroso. Yo, estaba despierto y, rápidamente, pensé en este post reflexivo, en este alerta.


PROMESAS RIESGOSAS - Conozco del tema. Mi ex esposa, mi madre, mi mejor amigo (todos vivos) y otros seres queridos que partieron (mis dos abuelos varones; compañeros) padecen/padecieron de cáncer. Sobre esta enfermedad, hoy crónica, hay que ser cautelosos, precisos y solidarios. No temerle ni ubicarla como letal. Atenderla. Atreverse a tutearse (tratarse) con ella, atravesar días y destino, disfrutando plenamente de cada instante, sin pausas pero del modo menos traumático posible. No presentar falsos optimismos, remisiones milagrosas o drogas y lugares, prácticas y personas que sin probación científica demoran diagnósticos, mienten o alientan sin fundamentos…

Esto nada tiene que ver con muchas acciones beneficiosas y complementarias, espirituales, orgánicas, psíquicas, emocionales, biológicas, alimentarias, etc. que ayudan, colaboran y atenúan efectos y consecuencias del cáncer como de otras enfermedades que merecen ser entendidas de forma global (holística) sin desdeñar aportes novedosos, pero cumpliendo con las rutinas y medicamentos/intervenciones que la ciencia ha desarrollado para el recupero de la salud y/o la prevención de afecciones cuyas denominaciones no comienzan, únicamente, con la letra C.


ME TOMO UN DESCANSO…Aliento a todos mis seguidores y lectores a continuar disfrutando de la vida, del amor y la gente. Ayudar a los seres queridos y comprenderlos. Tender una mano a quienes, muchas veces, no se atreven a pedirla…A ser cuidadosos al referirnos a ciertos temas. Cualquiera de nosotros puede enfermar. Hay que atenderse y reflejar las dudas, retrocesos, avances y mejorías que se den. Si hay vida y se accede a lugares aptos para ser tratado, es mucho lo que puede hacerse y lograrse.

Antes de concluir,  quiero decirles que la finitud de la existencia es un tema que molesta pero es inherente a la vida misma. Hablar de dolor y padecimientos, es otra cosa. Despedir a seres amados, también…Pero de eso se trata el aprendizaje al que debemos someternos para evolucionar y llegar a ser mejores personas...
Asimismo,  busco proponer vías de esperanza; sentir y extender la alegría de los buenos momentos; festejar las conquistas cotidianas y la amistad que sana.
Por último,  deseo señalar y agradecer a aquellas instituciones cristalinas/honestas, que trabajan apasionadamente estas temáticas...y subrayar la belleza que la Naturaleza nos ofrece, sin límites...

Hasta la vuelta. Con poesía, cine, vivencias y mensajes positivos… 

GUSTAVO D´ORAZIO

3 comentarios:

Juan Carlos Ortega dijo...

Hermosas y sabias palabras.

Felices vacaciones, amigo Gustavo.

Un abrazo y una sonirsa.

Daniel Buitrago dijo...

Querido Gustavo. Por suerte, frente a los charlatanes sacacuartos siempre queda algún profesional honesto y querido por muchos.

Por desgracia, el cáncer no discrimina entre los buenos y los malos... Y, a veces, ocurre que uno de los buenos se va y deja un vacío (radiofónico o de otro tipo) que se traduce en un gran hueco en la vida de quienes le escuchaban... Gracias por hablar de ello.

Espero que pases unos días estupendos y vuelvas con energías renovadas. Un abrazo.

dora dijo...

Gustavo querido: hace mucho que no visitaba tu blog. Reconfortante como siempre, ameno y lúcido. Te mando muchos cariños desde Tucumán....con el recuerdo de una tarde de mate y charla en las Toninas.
Besos.
Dora