P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

martes, 29 de junio de 2010

El después

¿Cómo vivirías en un mundo devastado?

Después de una catástrofe que nunca se explica, un hombre (Viggo Mortensen) y su hijo (Kodi Smit-McPhee) deambulan en busca de resguardo y alimento. Las escenas indican que llevan un tiempo en el camino. El está con barba y el niño, temeroso y desnutrido. Los pocos seres con los que se cruzan, se convierten en el enemigo.
Esta es la premiza que cruza La carretera, basada en la novela de Cormac McCarthy, con la que ganó el premio Pulitzer, en el 2006. McCarthy es un escritor jugado, afecto a abordar grandes temas existenciales (recordar otra historia suya, Sin lugar para los débiles, versionada para el cine por los hermanos Coen), sin dobleces.
Soledad, vida, muerte, solidaridad, familia, ecología, presencia de Dios, etc., están presentes entre los núcleos temáticos de esta obra que atrae, con suspenso, buenos climas e interpretaciones convincentes. Faltó -en la adapatación fílmica- un esquicio mayor para la reflexión existencial o el análisis de algunos tópicos que "antes del fin" o dentro del "Apocalipsis mismo" el humano se plantearía (angustiado o no). Un cine de atmósfera, tenso, que no busca moralejas aunque proporcione espacio para ellas.

Director: John Hillcoat.
Reparto: Viggo Mortensen, Kodi Smit-McPhee, Robert Duvall.
Género: drama.
Producción: Estados Unidos, 2009.
Duración: 111 minutos.


G.D.

2 comentarios:

Juan Carlos Ortega dijo...

Qué buena pinta. Gracias por la recomendación.
Veo que estás al día en cine, además de en literatura.
Y veo que sigues escribiendo buenos poemas.
¡Cuánta creatividad!
Enhorabuena.
Un abrazo.

Daniel Buitrago dijo...

La tengo pendiente. Por cierto que esa atmósfera que resaltas se debe en buena medida a la excelente fotografía de Javier Aguirresarobe. Cualquier película en la que ha intervenido como director de fotografía es estéticamente inmejorable. La veré.
Muchas gracias.