P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 9 de julio de 2010

Hoy cumplirías años...


PALABRAS AL VIENTO

Suenas a media voz:
única y majestuosa.
Débil, susurrante,
animas, conmueves.
Exorcizas dolores ancestrales,
descubriendo cardos y flores.
Cenizas al viento. Palabras.
¿Oirán injustos y predadores?
Sí.
Potente, audaz: Mercedes Sosa.
Tu clamor -espetado al viento-
no cesará.
Descansa, Mercedes.
Has hecho tronar al cielo,
dormir al niño;
embelezados por tu canto,
tu dulce voz,
ese dúctil instrumento.
Artista, humanista.
Tus cenizas, hoy, son luz.
Palabras al viento, dulce Mercedes,
aguerrida Mercedes.
Mercedes Sosa: gracias.


GUSTAVO D´ORAZIO
Octubre de 2009

ARGENTINA, AMERICA LATINA, ESPAÑA, ALEMANIA, JAPON, AUSTRALIA, EE.UU, DISFRUTARON DE TU VOZ UNICA. PARTISTE HACE UNOS MESES, QUIENES TE CONOCIMOS, DIALOGAMOS CON TU PERSONA, PALADEAMOS TU VOZ Y MENSAJES, NO TE OLVIDAMOS. QUE SIGA LA MUSICA. GD.

4 comentarios:

Lola dijo...

Vuelves a homenajear a una mujer grande en su profesión y, según cuentan, en su vida personal; de nuevo consigues con las palabras precisas transmitir la admiración y los sentimientos de una forma clara.
Muy bonitas tus "Palabras al viento".
Saludos. Lola.

arq. Norma Cerasale dijo...

Una grande..."la negra"...una dulce voz...una esencia...siempre permanece.
Muy buenas tus palabras Gustavo...
Cariños Norma.

Rosa María dijo...

Amigo Gustavo: Cuando se marchó la inigualable y grande Mercedes Sosa, hice en mi blog un alegato a ella y a Mari Trini; ambas han labrado en mi sentimiento surcos que sigo trabajando para no olvidar la esperanza. La voz rota de Mercedes era el S.O.S de no callar al cantor y dar gracias a la vida... Mari Trini pregonadora de poesía y amor.
Ambas unas grandes mujeres que no se pueden olvidar mientras la vida tenga curso en la Madre Tierra.
Un biquiño,
Rosa María

Juan Carlos Ortega dijo...

Gracias a la vida...
que me ha dado tanto...

(escucho su voz en mi cabeza)