P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

viernes, 16 de julio de 2010

Puig actualizado

Aguafuertes, recuerdos, que recrean el imaginario del autor de "Boquitas pintadas" , Manuel Puig, a días de cumplirse un nuevo aniversario de su muerte.

Las fotos de mamá

Las guarda como si fueran “facturas pagas”. Facturas de servicios, acumuladas por si surge algún reclamo. Un reclamo administrativo en este país desordenado.
Alguna vez, el álbum de fotos estuvo al día, prolijo y con anotaciones. Hoy, las fotos en blanco y negro, a color, en diapositivas y de retratos desarmados, se han desorganizado.
Algunos cuadros, como los de las caritas de mi hermano y mía (coloreadas y brillantes), fueron descolgados hace años. El de la primera comunión, igual; sólo quedó el del casamiento de mamá, con su vestido blanco de tul, 7 enaguas y 58 kg. de peso. Hoy, ella supera los 100 kg., y el traje de novia lo usa mi hija para disfrazarse. ¡Cómo ingresaba mamá en ese diminuto modelo!.
Fotos de la Costanera, de Italia, de su compromiso, de casamientos, bautismos, de actos escolares, vacaciones, Navidades, hasta algunas postales y viejas recetas de cocina, paseos por Luján y Mar del Plata, llenan una bolsa que, cada tanto, visitamos con ojos cuasi-vírgenes, aunque siempre nos sorprendemos de lo mismo, de las mismas personas y actitudes, caras y gestos.
Peinados y ropas de otra época, familiares y conocidos fallecidos, emigrados, olvidados y/o crecidos.
Comparamos y nos comparamos. ¿Qué flaco era Carlos; qué linda tu tía Rosa, qué nariz tenía Susy, qué cara de tonto,…!.
Presente y pasado, todo revuelto y al alcance de la mano y del corazón. Una bolsa que entretiene y ha legado a la nueva generación (hijos, primos, nietos) el ayer de una familia de inmigrantes, devota de la fotografía, el video, las reuniones, los festejos y cierto ejercicio de la memoria. Ahora, conservada por polietileno blanco.

G.D. /de la Serie Mujeres enfrascadas y etiquetadas.
Fotografía: Basílica de Lujan y plaza (Bs. As.), paseo obligado de las familias que, además de acercarse a la Virgen, reaalizaban paseos, acampaban y visitaban los museos de la ciudad de Luján.

3 comentarios:

Juan Carlos Ortega dijo...

El paso inclemente del tiempo, la nostalgia de la juventud o de la niñez, las relaciones familiares, las personas importantes que nos dejaron su huella...
Temas recurrentes que nos hermanan.

No he leído tanto a Puig como para conocer en qué medida está marcando tu estilo, pero el de tu texto me deja un agradable sabor.

Lo he saboreado lentamente.

Qué tengas un buen finde.

Una sonrisa.

Daniel Buitrago dijo...

Esas viejas cajas llenas de fotos que nos llevan y traen del presente al pasado. Imágenes que leemos con tanta nostalgia como tu magnífico texto.
Todo un placer.

Rosa María dijo...

Amigo Gstavo. Que bello es viajar a través del tiempo con la visión de una foto guardada en el rincón de una caja. Yo, también soy de l@s melancólicas de echar la vista atrás y dejar al pairo los sentimientos...Lo triste es que una vez aterrizas en el campo del presente, alguna lágrima posiciona la tristeza del adiós de tanto... pero para ello siguen estando las viejas fotos e impregnarnos de lo que llevamos en nuestras mentes; recuerdos, penas y el saber que todo lo vivido es un sabío pasado para reflexionar y dar gracias a Dios de tanto...