P O E S í A /// P O E S í A

//COMUNICACION SOCIAL //
//PERIODISMO // NUEVAS TECNOLOGIAS // ACTUALIDAD // CINE //
//ARTE Y DISEÑO // PUBLICIDAD//
//L I T E R A T U R A//

He naufragado en un mar de recuerdos.

Ante el futuro incierto, busco en el presente
al que soy. Hoy ya no es ayer.
G.D.

Estar ROTO DE AMOR, duele.

G.D.

jueves, 10 de marzo de 2011

Nuevo

Confesión
Alguien debía saberlo


Te he confesado lo indecible
por confianza
por deseo
por necesidad


No me defraudes
(por Dios)

Por la confianza
que nos tenemos
Por la necesidad
experimentada
Por el deseo de compartir
yo
que me he confesado
no me arrepiento

Mas este secreto que nos une
deberá ir contigo hasta el fin

Hasta que la muerte nos separe
Hasta que la muerte nos reúna

Sin miedos
ni traumas
ni dudas

No me defraudes
Gustavo D´Orazio

3 comentarios:

Sneyder dijo...

Hay secretos inconfesables que van a la tumba…
Y más si son de un amor secreto.

Un cordial saludo

Daniel Buitrago dijo...

Es como la confesión de la confesión. El ruego. Parecería necesario decirle al otro que uno acaba de hacerle confidente de algo muy importante. Aunque eso sea sagrado nunca tenemos la seguridad de que nos guardarán el secreto.
Muy bueno, Gustavo.

María Socorro Luis dijo...

Me había pasado este poema tan lindo y tan sugerente. Muy bueno, Gus.

Muxusss